Uno de cada dos españoles no ha ido al dentista en el último año

El Consejo General de Dentistas ha promovido una nueva edición del Libro Blanco para conocer los hábitos de salud oral, el uso de los servicios odontológicos y su evolución.



Madrid, 11 de marzo de 2016.- El 84% de los españoles afirma que se debe visitar al dentista, al menos, una vez al año. Sin embargo, tan solo el 48% de los adultos españoles realizaron esta revisión en los últimos 12 meses. En cuanto a los motivos, el 56% afirma que no acudió por considerar que no tenía problemas dentales, seguido de quienes no lo hicieron por motivos económicos. En cuanto a las preferencias a la hora de elegir especialista, 8 de cada 10 optaron por un dentista tradicional frente a clínicas marquistas o aseguradoras, al considerar que les ofrecen una buena atención, confianza y un servicio cercano. Estas y otras conclusiones se han dado a conocer hoy en Expodental, donde el Consejo General de Dentistas de España y la Fundación Dental Española han presentado el Libro Blanco y el Observatorio de la Salud Bucodental en España. A través de la realización de estas encuestas, el Consejo pretende conocer los hábitos y necesidades de la población con el fin de promover acciones concretas que mejoren la calidad de la salud bucodental de la población.

Libro Blanco de la Salud Oral

En población adulta, seis de cada diez españoles afirman que les preocupa mucho su salud general y su salud bucal. Sin embargo, más de la mitad de los españoles llevan al menos 1 año sin visitar a su dentista. Los motivos que les llevaron a posponer la visita han sido diversos: el 56% afirma que no acudió por considerar que no tenía problemas dentales, seguido de quienes no lo hicieron por motivos económicos o por miedo. En cuanto a los hábitos diarios, ocho de cada diez afirman cepillarse los dientes 2 o más veces al día y solo 3 de cada 10 utilizan un cepillo eléctrico. Respecto al estado de salud general, el 55% cree que es bueno o muy bueno. Con respecto a los datos del 2010, se percibe un empeoramiento de la percepción del estado de salud general (en 2010 era el 65%). Respecto a los niños, el 82% han ido al dentista en el último año. Por tramos de edad, destaca que uno de cada dos niños de 2 a 6 años nunca ha revisado su salud bucodental. En cuanto a los hábitos diarios, el 70% de los padres consultados afirman que sus hijos/as se cepillan dos o más veces al día (68% en 2010), el 27% solo se cepilla una vez al día y el 3% de los padres reconocen que sus hijos/as no se cepillan los dientes. Los principales problemas bucales en la población infantil son las caries y las malposiciones dentarias. En cuanto a las preferencias a la hora de elegir profesional sanitario, el 80% de los españoles que han acudido al dentista en el último año, lo hicieron en una clínica tradicional, al considerar que destacan por su atención, calidad, confianza y buena imagen. Salvo en el atributo “precios muy económicos”, para todos los atributos analizados (imagen, confianza, calidad-precio…), la distancia entre la percepción de imagen de clínicas independientes y el resto de clínicas (franquicias y aseguradoras) es muy considerable. En cuanto a la evolución de la salud oral, hábitos y uso odontológico de 2010 a 2015, se mantienen la mayoría de valores. Destaca el ligero aumento en la frecuencia de cepillado en adultos y, así como el uso de colutorios y enjuagues. La asistencia a centros dentales se mantiene respecto a 2010, pero sí que se detecta un aumento en la percepción de la frecuencia óptima de visitas al dentista. Respecto a la percepción del estado de salud general, el 55% cree que es bueno, frente al 65 que lo hacía en 2010, por lo que se percibe un empeoramiento en los últimos 5 años.

Los antecedentes clínicos, es necesaria su actualización

No disponer de unos antecedentes clínicos actualizados del paciente puede dar lugar a situaciones potencialmente graves





En este número veremos la importancia que tiene el preguntar a nuestro paciente sobre cambios recientes en su salud desde la última visita, así como si se ha añadido, quitado o modificado la toma de algún medicamento. Una pequeña falta de información, acabó con el paciente en el hospital.

Caso clínico La “Sra. Z” y su familia son pacientes antiguos del “Dr. X”. Él es el que ha tratado su enfermedad periodontal crónica intentando detener su progresión mediante raspajes y alisados a pesar de que la colaboración de la “Sra. Z” en cuanto a la higiene no ha sido buena. También ha ido sustituyendo mediante prótesis parcial removible los dientes que ha tenido que ir extrayendo por su estado. El doctor sabe que la “Sra. Z” toma, desde hace años, un antihipertensivo, un antidiabético oral y un fármaco para la hipercolesterolemia que padece. Tras casi dos años sin verla, la “Sra. Z” vuelve a la consulta. Refiere al “Dr. X” que su marido (también paciente) ha tenido muchos problemas de salud y que ella apenas ha tenido tiempo para cuidarse y visitarle. El estado periodontal de la “Sra. Z” es pésimo. Hay movilidad grado 3 en casi todas las piezas remanentes, aunque ella se queja especialmente de los ocho dientes que quedan en la arcada superior. El “Dr. X” recomienda la extracción de todas las piezas (claramente ya irrecuperables), la colocación de prótesis completas superior e inferior de momento, y pensar con calma la rehabilitación definitiva a realizar cuando la “Sra. Z” disponga de más tiempo y tranquilidad. La “Sra. Z” se muestra de acuerdo, y tras las pruebas previas para la preparación de las prótesis inmediatas y la toma de antibióticos, acude a consulta para la extracción de los ocho dientes superiores. El “Dr. X” realiza las extracciones rápido y sin problemas dado su estado periodontal. Sin embargo, le extraña el abundante sangrado que no cesa a pesar de la compresión de los alveolos. Pregunta a la hija de la “Sra. Z” que la acompaña, y esta le informa que su madre está tomando Sintrom por una arritmia auricular diagnosticada hacía un año. Ante la hemorragia que presenta, el “Dr. X” decide llevar cuanto antes al hospital a la “Sra. Z”. 14 Comentario del experto Es evidente que el hecho de no disponer de unos antecedentes clínicos adecuados del paciente puede dar lugar a situaciones potencialmente graves. Para disponer de estos antecedentes adecuados no basta con recabarlos bien, hace falta también actualizarlos periódicamente. En el caso clínico anteriormente descrito el problema es claro: el “Dr. X” se confió en que no se hubiesen producido modificaciones en el estado de salud de la “Sra. Z”. Entre otras cosas porque la citada señora no se los comentó, probablemente porque le preocupaban más los problemas de salud de su marido. Y esta falta de información diagnóstica llevó a un tratamiento erróneo que pudo tener consecuencias graves si el “Dr. X” no hubiese actuado con rapidez. Es evidente que no se puede realizar una anamnesis completa cada vez que se vea a un paciente antiguo, pero es importante actualizar estos registros en la historia clínica periódicamente (una vez al año parece razonable), anotando la fecha de actualización. Y siempre que veamos a un paciente, habrá que preguntarle verbalmente por cualquier novedad en su estado de salud.

La fluoración del agua, método para proteger la salud bucodental de la población

Previene la aparición de caries y es científicamente seguro





El Consejo General de Dentistas apoya la fluoración del agua como método eficaz para proteger la salud bucodental de la población y recuerda que está científicamente demostrado que, en las cantidades adecuadas, es totalmente seguro para la salud y previene la aparición de la caries fortaleciendo los dientes. Además, ayuda a remineralizar las lesiones producidas por la caries en sus etapas iniciales.

En este sentido, cabe destacar la “Declaración de Principios” aprobada por la Federación Dental Internacional en Nueva Delhi en septiembre de 2014, que avala las investigaciones científicas que demuestran que las concentraciones de flúor recomendadas para prevenir la caries “no son nocivas para la salud humana” y que la fluoración “constituye una medida de salud pública eficaz para la prevención de caries dental en niños y adultos”. A este respecto, el Consejo General de Dentistas aplaude la resolución aprobada recientemente por la Consejería de Salud del Gobierno vasco, que permite mantener la fluoración del agua en su territorio para todas las poblaciones de más de 30.000 habitantes, ajustando el valor del ion flúor en 0,7 mg/litro y prohibiendo que ese valor pueda sobrepasar los 1,2 mg/litro; unos parámetros que garantizan la seguridad de la población.

Además, la Organización Colegial anima a los diferentes gobiernos autonómicos a promover la fluoración del agua en sus territorios, lo que contribuirá a reducir las desigualdades en las tasas de caries dental de las distintas comunidades.

Se prueba en humanos la bacteria anticaries



Hace unos meses, el equipo del investigador Alejandro Mira descubrió una bacteria nueva para la comunidad científica. Esta produce una sustancia que inhibe las bacterias que provocan la caries con lo que se evita su aparición. Bautizada como “streptococcus dentisani” va a empezar a aplicarse en humanos, a través de un gel bucal, para ver si puede suponer el fin de esta enfermedad tan común. Asimismo, el investigador Mira ha sumado a su trabajo otro efecto positivo de esta bacteria, su capacidad de antiácido. “Hemos comprobado que tiene doble acción anticaries, puesto que bacterias y ácidos se encuentran en el origen de la patología que, en mayor o menor medida, daña la dentadura de un alto porcentaje de la población”. Si los resultados del próximo verano son concluyentes, está por ver cuál será la forma de su difusión, se están barajando soportes que sean económicos y de uso frecuente por la población como puede ser un enjuague bucal, un yogur o un chicle.

El dentista gran ayuda para detectar la diabetes



Es posible detectar la diabetes o la prediabetes desde la consulta del dentista. Esta enfermedad tiene una prevalencia del 13,8 por ciento en España, sin embargo, cerca de la mitad de los afectados no saben que la padecen, según datos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM). Varios expertos internacionales, reunidos en el simposio del Joslin Diabetes Center, trataron la relación bidireccional entre la periodontitis y la diabetes mellitus: la periodontitis duplica el riesgo de desarrollar diabetes y los diabéticos tienen 3 veces más posibilidades de padecer problemas bucales. “Conocer el microbioma de cada paciente puede mejorar la detección y tratamiento de ambas patologías, ya que una alteración en esta “huella bacterial” puede acabar conllevando un aumento de patologías como la diabetes”, así lo comentó el Dr. Robert J. Genco, profesor de Biología y Microbiología Oral de la Universidad de Búfalo (EEUU). Asimismo, el Dr. David Herrera, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ha presentado el grupo de trabajo diabetes y enfermedad periodontal, que busca evaluar qué protocolos seguir en la consulta dental para detectar la diabetes.




Solicite su cita Online,Rellene nuestro formulario solicitando su visita y a la mayor brevedad se la confirmaremos.
localízenos
Pinche sobre el mapa y obtendrá una vista ampliada de nuestra localización.
Datos de Contacto
Contacte con nosotros como Vd. desee, a través de teléfono o de correo electrónico,estaremos encantados de atenderle.